Danilo Comiendo con su dama


Perdonen que insista tanto, pero cada vez estoy más convencido de que, contrario a otros países, donde el escándalo de Odebrecht ha terminado la carrera política de ministros, expresidentes y presidentes, en el caso de la República Dominicana, donde hubo sobornos por más de 92 millones de dólares y donde fue instalada la oficina clandestina encargada de la entrega de dinero ilícito, no pasará nada. 

Tal vez, solo tal vez, sea sacrificado Ángel Rondón y cualquier otro, enviándolos a la cárcel por un tiempo prudente con la promesa de ponerlos en libertad en el menor tiempo posible, para bajar la presión de los Estados Unidos.
Con la tecnología de Blogger.